Hoy, en nuestra sección “El ronroneador invitado” tenemos el placer de presentaros a una pareja de gatas que fueron adoptadas hace dos meses: Pili (la negrita) y Mili (la blanquita). ¡Su historia nos ha emocionado! Sigue leyendo y descubre cómo nos habla su dueña Laura de estas dos bellezas: 

Las encontramos en una zona de chalets en mitad de la nada, era un día de lluvia, de esas semanas que llovió tanto en octubre, estaban empapadas, pobrecitas, no nos hizo falta mucha pantomima para que se acercaran a nosotros, fue abrir la puerta del coche del conductor y la primera en subirse fue la negrita (por eso se llama Pili).
Previamente mi novio ya las había visto, pero como es alérgico, no sabía qué hacer, porque cogerlas era tener todos los días asma (él ya sabe lo mal que se vive siendo alérgico, ya que en casa de sus padre tenían 3 gatos). Las acarició un poco y vino a buscarme, me acuerdo que me dijo: “Laura, les he dicho que me esperen que volveré a por ellas…”
Y yo ¿qué le iba a decir…?  Me encantan los animales y soy muy gatuna, he tenido dos gatitas anteriormente… Pues allí que fuimos otra vez a buscarlas, yo tenía pavor de que ya no estuvieran, pero no, ahí estaba Pili, en mitad de la carretera esperándonos, abrimos la puerta y se subió, no paraba de maullar, yo le decía a Dani: “Si su hermana no aparece no las podemos separar, tendremos que venir otro día a por ellas”. Me sabía fatal separarlas. De repente miramos por el retrovisor y una bolita blanca y chillona venía corriendo y maullando directa al coche.
Y mi cara de emoción era un poema, dos gatitas bebés de 6 meses, preciosas, súper cariñosas, ¡¡¡estaba tan contenta!!! Tenía muchas ganas de adoptar, pero por la alergia de mi novio lo íbamos retrasando y mira por donde, se las encuentra él y decidió recogerlas.
Son súper cariñosas, no paran de “dar besitos”, les encanta dormir encima nuestra, y juegan un montón, se portan genial, han engordado muy rápido, de hecho les tengo que controlar la comida, pues en el veterinario ya me “han reñido” pero es que la negrita es una glotona, le roba la comida a su hermana, jajaja.
Estoy encantada con ellas, adoptar dos gatos (o gatas) a la vez me parece la mejor opción, se hacen mucha compañía, juegan juntas y así no se aburren y hace trastadas en casa, son muy graciosas cuando duermen juntas y se asean la una a la otra.
los-ronroneos-de-pili-y-mili-01
Queremos agradecer a Laura y a su novio que hayan acogido a dos gatas de la calle, dándoles una vida mejor y mucho mucho amor. ¡Nos ha enamorado su historia y qué decir de la belleza de estas dos mininas! Tienen unos ojazos que lo dicen todo…
Podéis ver más fotitos de Pili y Mili en el Facebook e Instagram de Pepino con Soda.
El próximo ronroneador invitado puede ser el tuyo: envíanos fotos y su historia a losronroneosdemini@gmail.com y te la publicaremos encantados. ¡Saludos gatunos!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar