Los gatos son traviesos por naturaleza, les gusta hacer trastadas y, además, se lo pasan pipa robando pequeños objetos a sus humanos. Lo más habitual es que los gatos que viven en la calle o salen al exterior roben comida por el vecindario. Pero si tu gato vive dentro de casa, ¡no te librarás de algún que otro hurto! Todo empieza por la comida. Aprovechan un descuido y ¡zas! Desaparece ese trozo de pechuga de tu plato. Evidentemente esto puedes evitarlo educando a tu gato con muuuucha paciencia ya que no es plato de buen gusto que el minino campe a sus anchas por la encimera o por la mesa mientras comemos. Pero, espera espera, esto no acaba aquí. 

Debes saber que a los gatos les encanta robar y acumular otros objetos de casa. Cada uno tiene sus manías. Los hurtos son muy variados y van desde joyería a ropa interior, caramelos (por el ruido del papel) y objetos brillantes (chapas, anillas de botella, bolas de papel del albal, llaves, etc.). Primero selecciona su objetivo y cuando te despistas, ¡va a por él! Y claro, lo esconde para que no lo veas, de manera que a veces puedes descubrir lugares de la casa donde tu gato ha coleccionado sus objetos preferidos. Así que limpia bien la casa y busca dónde está ese anillo que llevas tiempo buscando 😉

Este comportamiento gatuno guarda relación con su carácter de depredador. De hecho, si además de robar o cazar, te lleva el premio, te está obsequiando con una presa, algo que es todo un honor para ti, aunque el objeto no te interese.

En nuestro caso, Mini ha robado objetos muy variados pero si por algo tiene predilección es por las gomitas del pelo (aunque las de goma también le encantan). También nos ha quitado alguna joya, juguetes pequeños de plástico, tapones de las orejas, bolis, monedas… Lo que llama la atención de los ronroneadores son los objetos que brillan, que hacen un ruido que les atraiga, etc.

La solución si no quieres que tu gato haga desaparecer por arte de magia ningún objeto de valor es guardarlo en lugar seguro.

Nos encantaría saber si tú también tienes un gato ladronzuelo y qué objetos le gusta robar para esconder. Entre todos, a este paso, ¡tendrán que buscarse un buen abogado!

Por si no fuese poco con nuestros cucos felinos que se dedican a robarnos, hay hasta juegos que simulan los hurtos de nuestros gatos. Se llama KleptoCats.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies