Los animales, al igual que las personas, pueden padecer una enfermedad neurológica llamada hidrocefalia, que se produce por acumulación de más líquido cefaloraquideo (LCR) del debido en los ventrículos del cerebro. Aunque en los felinos es muy raro que se dé, existen gatitos con hidrocefalia, como el de la historia de hoy que nos ha robado el corazón. Zeke era un gatito que nació con esta enfermedad rara en gatos, que se conoce comúnmente como “agua en el cerebro” o, lo que es lo mismo, hidrocefalia. Este problema es causado por un mal congénito, de nacimiento, pero también puede deberse a procesos infecciosos o traumáticos. La enfermedad puede traer problemas asociados, pues el líquido del cerebro puede afectar al desarrollo normal del mismo.

El pequeño Zeke tenía una complicada adopción, ya que su apariencia era diferente a la de un gato sin enfermedades. Las facciones de los gatos con hidrocefália son frente más grande, ojitos separados y nariz un poco chata. En ocasiones caminan con dificultad a causa de problemas de motricidad.

En julio de 2015, Lisa Jones, de Super Héroes Animal Hydrocephalus Society escuchó hablar de Zeke y supo que tenía pocas posibilidades de ser adoptado. Decidió que cuidaría del pequeño gato de sólo unas semanas de edad. Arregló el viaje de Texas a Nueva York para juntarse con Zeke. El gato no llegaba a pesar ni siquiera 500 gramos y presentaba algunos trastornos esqueléticos, así como dos patitas torcidas. Zeke es tan listo que aprendió a moverse y a saltar.

Lisa lo adoptó y con mucho mimo y cuidado disfruta de sus aventuras. Y es que a pesar de sus limitaciones, el pequeño Zeke pronto empezó a hacer trastadas y a divertirse y rápidamente aprendió su nombre. Lisa dice que a veces el gatito se frustra cuando ve que no puede usar bien sus patitas pero aún así le encanta escalar. Lisa tiene otro gato con hidrocefalia, Super Hero, con el que Zeke convive, teniendo un espejo en el que mirarse. De hecho, Super Hero es un buen hermano mayor y vela por el pequeño Zeke.

 

Nos encantan las historias de superación y las adopciones de gatitos complicados. De hecho, hay otro gato con hidrocefalia que triunfa en la red. Podéis encontrarlo en Instagram con el nombre de theadventuresofkev. Tiene sordera y ceguera parcial, pero su mamá humana es enfermera veterinaria y se encarga de cuidarlo y brindarle todo lo que necesita.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies